Cultura turística y su importancia

En las últimas décadas son muchas las maneras que las personas buscan para distraerse, estar en contacto con la naturaleza y sus riqueza, buscando una manera de regenerar todo eso que en algún tiempo nosotros mismos habíamos abandonado y dañado, dándole un gran vuelco a nuestra propia visión de lo que es el turismo.

Turismo e identidad

Cuando el turismo local se fortalece, se pueden notar diversas características que lo hacen un punto de elección para las personas que buscan salir de lo cotidiano y contactar con otras costumbres y otros entornos. El buen trato con el turista hace que éste siempre tenga ganas de volver, de adentrarse en cada aspecto que caracteriza el entorno que visita, su patrimonio, costumbres, pensamiento, valores y actitudes propias de cada región con lo que el turismo se convierte en una actividad sostenible con cada trámite bancario que se hace en función del esparcimiento, tanto para dicha comunidad, como para el país.

Cultura turistica

Fomentar la cultura del turismo, es una tarea primordial para quienes quieren exaltar la identidad de su entorno, proteger el patrimonio que lo rodea y llevar un buen trato a todo aquel que visita en calidad de turista determinado entorno en una comunidad, en eso consiste una cultura turística. Se trata de ese conjunto de actitudes, valores, y conocimiento que una comunidad aporta para alcanzar un desarrollo sostenible, y para ello la idea siempre será fomentarlo.

Papel de los entes públicos

Son muchas la ideas en cuanto a turismo que manejan los gobiernos con la visión de un futuro aprovechable a manos del turismo, pero para ello se hace imperante que las comunidades reconozcan la importancia de dicha actividad para el desarrollo inicialmente local y luego nacional. Además de la participación de instituciones tanto públicas como privadas como un aporte para un bien común y la dinamización del sector.

Los pueblos y su cultura para ofrecer al mundo

Los pueblos más olvidados y hasta los más recónditos, siempre tienen algo que ofrecer al mundo, su comida, costumbres, siembras, artesanía, es decir sus tradiciones, con lo que tienen la oportunidad de mostrarse para convertirse en el mejor destino elegido por un turista. Muchas zonas que han visto como su entorno se degrada solo creen que emigrando se solventa la situación y realmente no es así. Las autoridades deberían involucrarse con la comunidad para brindar apoyo y encontrar soluciones viables de transformación.

Es importante más allá de ver los puntos negativos de una comunidad, encontrar las ventajas que ésta puede ofrece, por ejemplo si son de fácil acceso, si se encuentran en costas, si el clima es agradable, si hay construcciones que podrían ser cabañas para alojar turistas, y en  medio del caos sacar lo mejor de la localidad, ya que ello puede ser el origen del cambio. Convertirse en una zona turística es más que recibir foráneos, es desarrollar o levantar una cultura, un nuevo pensamiento donde el respeto tanto por el lugar como por los turistas debe ser prioritario, se deben desarrollar microempresas autosostenibles, darle vida al entorno, mejorar el suministro de aguas, brindar un servicio de calidad.

Autor entrada: Editor

Deja un comentario