Consejos para evitar insolaciones en este verano

Son innumerable e intensas las campañas que se realizan cada año con el objetivo de prevenir la aparición del cáncer de piel debido a la exposición inadecuada al sol, comenta Pedro Luis Cobiella Hospiten, quien recibe con frecuencia casos de insolación en hospiten durante el verano.

Sabemos que en la época de vacaciones gran cantidad de personas se dedican a liberar todas sus restricciones asumiendo como único objetivo el hecho de disfrutar del clima y de la playa.

Entre ellos podemos encontrarnos con quienes no hacen uso del protector solar, debido a que suelen considerar que este es solo para los niños, o para las personas que se quedan en la arena durante mucho tiempo a tomar el sol.

Con la idea de prevenir todas esas lesiones que surgen de forma típica en cada temporada vacacional, o bien para recuperarse si es que ya hemos sido víctima de ellas, es que compartimos algunos consejos que resultan básicos.

Para evitar la piel reseca: Cuando nos exponemos por mucho tiempo al sol y permanecemos largo tiempo en el agua bien sea el mar o una piscina, ello genera una importante pérdida de los aceites naturales de la piel.

En tal sentido, se recomienda básicamente a fin de evitar la resequedad, que valga destacar, debido a ella podemos desembocar en lesiones mucho más seria emplear una esponja a fin de exfoliarnos durante el baño al final, con la idea de que pueda penetrar de una manera más sencilla la crema humectante que nos ayudara a recuperar la piel.

Evitar los sarpullidos: Cuando se suda de una forma copiosa debido al intenso calor que se genera en la playa o por las actividades que realizamos, este sudor puede quedar atrapado debajo de la piel, lo que nos ocasiona sarpullidos o erupciones.

Para ello es recomendable utilizar una esponja con la que se pueda exfoliar la piel y con ello liberarla de células muertas que son las que impiden la transpiración. De inmediato cuando notemos esas áreas que se encuentran afectadas por erupciones, debemos emplear una compresa fría por algunos minutos sobre esa zona, para luego colocar una crema humectante que contenga aloe vera o caléndula.

Poros irritados: Para las personas que se afeitan durante la temporada playera y comienzan a padecer de poros irritados en zonas como la barba y los bigotes, deben seguir el consejo de los dermatólogos, que consiste en evitar el uso de todo tipo de lociones después de haberse rasurado. En cambio, utilizar un jabón que sea antibacterial para finalmente aplicar una crema humectante.

Evitar lesiones en los labios: tras cada espectacular bronceado, existen labios que pueden ser afectados si no se toman las previsiones adecuadas. Lo recomendable es utilizar un sombrero que nos permita proteger nuestros labios de los rayos UV durante el tiempo que nos encontremos expuestos en la playa.

La recomendación de algunos dermatólogos para quienes sufren con frecuentemente de este tipo de lesiones, es consumir medicamentos como aciclovir antes de tener una exposición prolongada en el sol.

Autor entrada: Editor