Cómo empacar adecuadamente su maleta o mochila para viajar ligero

Es posible que muchas personas no lo puedan creer, lo encuentren imposible, algo super dificil de hacer, pero es cierto. Hoy en día la mejor tendencia de viaje es el viaje ligero. La tendencia consiste en viajar solo con el peso que te permite el equipaje de mano. Si puede parecer poco realista, pero cuando lo miras desde un punto de vista de costos, es muchísimo más barato volar y conocer países del mundo con un equipaje de mano. La diferencia entre un vuelo con solo equipaje de mano y con equipaje de mano pueden ir desde los 100 euros hasta más.

Un extra que te puede servir para comida durante el viaje o alguna parte del hospedaje. Toso dinero que se ahorra en viaje nunca está demás. Por eso hoy te enseñamos algunos trucos para viajar ligero con solo 10 kilos en la maleta de mano.

Mes de anticipación

Si va a un destino donde no necesita las cosas que necesita a diario (zapatos para caminar, mochila, faro, saco de dormir, guías, etc.), espere al menos 1 mes de antemano el tiempo para encontrar el objeto y los artículos que más le convengan o si realiza un pedido en Internet, también cuente el tiempo de su entrega.

Prepare su ropa

Al menos con 5 días de anticipación si no planea una compra importante. Perderás todo el tiempo preparando tu maleta (porque sí, es larga), la ganarás una vez allí, en la ligereza con la buena conciencia de haber llevado todo sobre ti y haber evitado lo superfluo que habrá cargado por nada.

Saca toda la ropa que necesitas y lo que quieres usar que se adapte a tu destino sin pensar demasiado.

PRUEBE TODA su ropa sin excepción. Este es el paso más largo, tedioso y a veces «doloroso» pero esencial. Por un lado, vas a ordenar tu guardarropa, para darte cuenta de que un año más tarde estos pantalones cortos o este vestido te están empantanando o están deslavados, así que dales o deséchalos.

Por otro lado, llevar sólo ropa que te quede perfectamente en la que te sientas cómodo, reducirá drásticamente el peso de la maleta y te hará sentir bien en vacaciones. Pero también: puede encontrarse en una situación de viaje en la que no tendrá un espejo. Por lo tanto, tendrá la tranquilidad de saber que, sea lo que sea que tenga en su maleta, estará impecable y no es necesario verificarlo.

Todo te queda bien. Solo queda proceder a la segunda selección. Dependiendo de su destino y el clima, seleccione lo esencial.

¿Todavía quieres reducir? Lo esencial está ahí. Ahora tienes que crear conjuntos y combinarlos. Los pantalones cortos o un top nunca deben ir con un solo fondo o top. Tiene que ir con casi todo. Conoces tus colores favoritos, asegúrate de crear una armonía visual entre tus pertenencias.

Lo ideal en todo esto, es que comprendas que necesitas llevar solo lo esencial. Solo lo que realmente consideres que vas a utilizar y en pocas cantidades. Por ejemplo, si a donde vas es un clima de verano, lleva unas sandalias o par de zapatos que sean acorde al clima y que combinen con cualquier tipo de ropa, no es una decisión fácil pero no imposible.

Autor entrada: Editor